La ilusión de cuidar de nuestro planeta

A medida que crece el nivel de consumo en las sociedades, crece también la cantidad de residuos que producen. Para garantizar un estilo de vida sostenible que no hipoteque el de las generaciones futuras es necesario más que nunca crear conciencia e ilusionar al mundo entero para cuidar nuestro planeta.

Residuo Cero es una iniciativa internacional que impulsa la reducción de los residuos y muy particularmente de las basuras domésticas como medio para evitar los problemas asociados a los vertederos y la incineración, el agotamiento de los recursos naturales y el gasto energético del reciclaje, entre otras cuestiones.

Una de las acciones que pusieron en marcha es la de retar a cinco hogares catalanes a pasar un mes intentando producir el mínimo de desechos domésticos. Para ello seleccionaron cinco familias normales sin relación entre ellas y que no estuvieran vinculadas con asociaciones ambientales. Cinco familias que accedieron al reto y que el resultado conseguido fue espectacular: lograron transformar montañas de basura en apenas cuatro frascos.

¿Cómo lo consiguieron? Os dejamos algunos de los consejos que ellos utilizaron y que nos pueden servir a todos para lograr vivir con menos residuos.

 

  • Comprar a granel y en caso de ser imposible comprar envases de vidrio y gran tamaño. Por ejemplo, en vez de comprar leche en tetrabrik, optar por leche fresca a granel en una vaquería o comprar jabones y detergentes en tiendas donde puedes ir con tu envase y te lo rellenan.

 

  • Reciclar la materia orgánica para fabricar compost con el que, por ejemplo, se puede fertilizar un jardín comunitario.

 

  • Comprar producto fresco sin envoltorio, por ejemplo a la hora de comprar pescado o carne acudir a la tienda con envase de plástico reutilizable como un táper y pedir que nos pongan el producto en nuestro envase.

 

  • Reutilizar. Por ejemplo, usar pañales reutilizables de tela, que además de ser una mejor opción para el medio ambiente, puede llegar a suponer un ahorra de hasta 1000 euros en la vida de un bebé o bien optar en el caso de las mujeres por copas menstruales como alternativa a las compresas.

 

Estos son algunos consejos que pueden ser de gran utilidad para generar menos residuos y aunque nos puede parecer más incómodo es cuestión de organizarse y además, el gasto es menor.

Pequeños gestos ilusionantes con el que podremos poner nuestro granito de arena para conservar nuestro planeta.

 

 

 

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInGoogle+