Specialisterne proyectos ilusionantes

Specialisterne significa “los especialistas” en danés. Es el nombre de la empresa danesa que fundó Thorkil Sonne, padre de un niño con autismo. Tras darse cuenta de que su hijo Lars tenía una memoria extraordinaria -a los 7 años dibujó de memoria el sistema ferroviario y de carreteras danés y el mapa de Europa- y una gran habilidad para las matemáticas y las lenguas, Thorkil decidió emprender un proyecto de ilusión para las personas como su hijo.

En 2003, dejó su trabajo,  hipotecó su casa y fundó Specialisterne, una empresa de tecnología que ve las capacidades de las personas con Trastornos del Espectro del Autismo (TEA): atención al detalle, la tolerancia cero a los errores y una gran persistencia para hacer el trabajo. Las considera una ventaja competitiva y un medio para ayudarles a obtener un empleo. Hoy la ilusión de Thorkil está presente en Estados Unidos, Irlanda, España, Brasil, Canadá, Noruega, Islandia, Austria y Australia.

La mayor parte de los empleados en Specialisterne tiene un diagnóstico dentro del espectro del autismo, y trabajan como consultores en las áreas de prueba de sistemas informáticos y de tratamiento de datos y documentos. En Specialisterne no ven a sus trabajadores como personas con un diagnóstico de TEA, sino como verdaderos especialistas con ilusiones sin límites y crean un entorno de trabajo ideal para que puedan desarrollar todo su potencial y alcanzar metas.

Specialisterne realiza formaciones en su centro para que los candidatos con TEA pasen por diferentes situaciones de trabajo y actividades. De esta forma, el personal observa y conoce a los candidatos más allá del diagnóstico y es capaz de ver su personalidad, sus habilidades, sus ilusiones y su verdadero potencial.

Gracias a Specialisterne por emprender el ilusionante proyecto de eliminar barreras y prejuicios y dar oportunidades a aquellas personas a las que les es más difícil acceder a ellas.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInGoogle+