ilusión por emprender

Hay una palabra que en los últimos años no deja de sonar allí donde uno va. Ante la situación de crisis mundial, los cambios sociales y, sobre todo, profesionales, en un momento dado surge un concepto que ahora está en pleno auge: el emprendedor.

Marta Figueroa es una chica de 32 años de origen portugués que ha cultivado la ilusión de emprender. En este caso no se trata de una ilusión vocacional, sino de algo que nace ante la coyuntura de desempleo juvenil y la dificultad de agarrarse a un salario estable. Después de estudiar dos grados de formación profesional en Gestión Administrativa y Administración y Finanzas, y tras 7 años de experiencia laboral con demasiados altibajos, Marta ha decido tomar las riendas de su carrera y montar su propio negocio de marketing sensorial.

“Es una decisión difícil y arriesgada que requiere tener las cosas claras y mucha ilusión”

Esa Ilusión es la fuerza vital que ha ayudado a muchas personas a crear todo lo que podemos ver a nuestro alrededor. Primero lo imaginaron y lo plasmaron en un papel, más tarde buscaron ayuda para darle forma y después de muchos intentos, errores y aciertos llegó el éxito. El caso de Marta es un ejemplo de cómo construir nuestro proyecto de vida, diseñando nuestros sueños y fijando unas metas. Marta Figueroa asegura que con este proyecto se siente entusiasmada y cargada de energía.

Para financiar su proyecto, Marta ha optado por capitalizar su subsidio por desempleo y solicitar un microcrédito con bajos intereses para crear una pequeña empresa de perfumería y marketing olfativo. El marketing olfativo tiene la finalidad de dejar un recuerdo en el consumidor final para que pueda asociar una marca o producto con un aroma concreto.

“¿Sabéis que en muchas grandes superficies el olor a pan recién hecho no viene del pan, sino de un aroma en el sistema de ventilación?” nos confiesa Marta.

Además de tener un local abierto al público, actualmente ya está desarrollando una plataforma web para dar servicios de asesoría a sus clientes, sean particulares o empresas, y potenciar el e-commerce de su negocio. Existe una relación enorme entre la ilusión, el éxito y la felicidad. Cuando haces algo que te gusta y sale bien, el tiempo vuela. Como en el caso de Marta, tu ilusión puede convertirse en tu profesión… ¡Adelante!

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInGoogle+

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Introduce el valor numérico correcto *