La vuelta a ellos

Fecha de salida 30 de octubre, por delante 10.000 km y más de 5 meses sobre una bicicleta. Eso es lo que le espera a Nicolás Merino, un gijonés que viajará sobre dos ruedas (no motorizadas) hasta Tala, en Kenia, para recaudar fondos y reconstruir un orfanato de la ciudad.

Nicolás cumple así una ilusión que se empezó a gestar hace años cuando visitó por primera vez el continente africano y recaló en el orfanato de Kubuka. Lo que vió allí, la energía, las ganas de vivir y la ilusión de los niños le han empujado a esta aventura. Quiere concienciar sobre la realidad que se vive en Nairobi, donde viven unos tres millones de personas y más de la mitad lo hacen en el barrio de chabolas más grande del continente (Kibera) con un sueldo medio por familia que en los mejores casos llega a los 40 euros mensuales.

En esta “locura” Nicolás no está solo, le apoya su familia, su novia y sus amigos que incluso le acompañaron durante la primera etapa: Gijón, Langreo, Mieres, Pola de Lena y Campomanes. «Ha sido un placer; muchas gracias por haberme acompañado», comentó el protagonista cuando por fin emprendió su viaje con ilusión en solitario. Y es que la soledad será su mejor compañía en este árduo viaje que le llevará del norte al su de España y del Oeste al este de África.

Este proyecto solidario al que ha denominado “La vuelta a ellos” tiene como objetivo principal concienciar, pero también recaudar fondos para la ONG “Kubuka” que tiene como misión crear un desarrollo sostenible centrado en la educación y el emprendimiento como motor de cambio, apoyando proyectos que nazcan en la comunidad y perduren en la misma, buscando así un crecimiento autosuficiente.  En concreto el dinero recaudado irá aparar al orfanato que ha fundado la ONG a 60km de Nairobi para acoger a niños que viven en las calles de la capital.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInGoogle+