adopta un abuelo

La navidad del 2013 Bernardo, un viudo de 86 años, le pidió a los Reyes Magos un nieto y Alberto cumplió su deseó y lo adoptó. Se conocieron en la residencia cuando Alberto visitaba a su abuelo, que falleció hace casi un año. Consciente de la soledad que acompaña a los mayores no solo adoptó a Bernardo sino que decidió propagar su iniciativa hasta convertirla en una fundación: Adopta un Abuelo, que a día de hoy cuenta con más de 100 voluntarios y ha logrado que un centenar de mayores, la mayoría sin familia cercana, tengan nietos.

En España hay más de un millón y medio de ancianos que vive en soledad. Según diferentes estudios, más del 59% de las personas de la tercera edad se sienten solas, un sentimiento que les genera inseguridad, tristeza y depresión.

La ilusión que mueve a la fundación Adopta Un Abuelo no es otra que la de paliar la soledad de los mayores con instrumentos tan sencillos como son el cariño y la compañía para que se sientan acompañados y queridos. Cada mayor es acompañado una vez por semana durante nueve meses por dos universitarios, para no crear dependencia y por si uno no puede, que el encuentro tenga lugar igualmente.

El proyecto beneficia a ambas partes porque los jóvenes aprenden experiencias de los mayores y éstos a su vez se sienten acompañados y se contagian de la vitalidad de los más jóvenes. Y es que el objetivo de Adopta Un Abuelo no es solo el de paliar la soledad de los mayores, sino también, resaltar la figura de los abuelos y abuelas.

Son historias de afecto, cariño, comprensión y aprendizaje de la vida tanto para mayores como para voluntarios. Un encuentro lleno de ilusión y respeto por ambas partes y es que aunque no les unen lazos de sangre sí unos grandes vínculos emocionales.

https://www.adoptaunabuelo.org/

 

 

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInGoogle+